Cómo entender ocho «noes»: las opciones del Brexit más probables tras la parálisis del parlamento

La Cámara de los Comunes escenificó ayer la imposibilidad de reconciliar preferencias diversas, y en ocasiones divergentes, en una opción binaria de «sí» o «no». Los representantes británicos votaron hasta ocho resoluciones distintas sobre el Brexit. Ninguna obtuvo una mayoría siquiera simple. Todas fueron rechazadas en mayor o menor grado, ilustrando el estado de parálisis que atenaza a Reino Unido y que le asoma al abismo del «no deal» a escasas dos semanas.

¿Qué? Los Comunes votaban varios «indicative votes» sin vinculación legal. Eran importantes, no obstante, porque detraían el control del proceso al gobierno de Theresa May y lo consagraban a la cámara. El objetivo, en teoría, era aclarar qué quería Reino Unido del Brexit. Cuestión, como vimos hace algunos días, aún misteriosa. De ahí que se presentaran hasta ocho mociones, ocho alternativas, a la ruptura con la UE.