¿Cómo exterminamos al resto de los humanos?

La cuestión empieza así: parece que hace 100.000 años, al menos seis especies de humanos habitaban la Tierra. Hoy sólo queda una, la nuestra: Homo sapiens. ¿Qué pasó con el resto? ¿Cómo logramos imponernos en la lucha por la existencia? Yuval Noah Harari, que nació en 1979, nunca pensó que su libro, De animales a dioses, sobre la historia de la humanidad terminaría siendo un éxito rotundo en las librerías de todo el mundo y furor en Internet. Y no es para culparlo por este mal cálculo. ¿Desde cuándo los Homo sapiens del siglo XXI leen tanta historia en lugar de mirar Instagram?

Sucede que la que cuenta Noah Harari no es cualquier «historia» porque cuestiona todo lo que creíamos saber sobre el ser humano, sobre nosotros. Muchos estaban convencidos de la teoría de que el hombre evolucionó como una especie única a partir de un línea biológica. O sea, que los neandertales habían sido nuestros antepasados. Bueno, ocurre que no: los sapiens terminamos imponiéndonos al resto de las especies hasta extinguirlas. Y aquí viene lo polémico del revisionismo: si los sapiens liquidamos al resto de las especies estaríamos frente al genocidio más grande de la historia; pero si, por el contrario, nos nutrimos del entrecruzamiento con los otros homos, como consideran algunas corrientes científicas, podríamos alentar posiciones racistas.