Cómo Ford fabrica piezas de sus autos con los granos de café usados de McDonalds

Se calcula que cada año, Mcdonalds produce alrededor de 28 millones de kilos de desechos de café, es decir, la piel no utilizada que sale de los granos de café durante el proceso de tostado. Esa gigantesca cantidad de desechos iba a parar a los vertederos, hasta que Ford decidió convertirla en partes de sus autos.

La historia la cuenta en una de sus últimas piezas Tech Insider. Al parecer, la cadena de comida se asoció con el equipo de investigación de Ford, quienes ya utilizaban agave, trigo, tomates y otros subproductos para fabricar piezas de automóviles. El equipo descubrió que los desechos de café también podrían usarse para fabricar piezas de automóviles, especialmente aquellas que necesitan soportar altas temperaturas, como por ejemplo los faros y cubiertas de baterías de automóviles.