¿Cómo frenar el turismo masivo? Para La Muralla Roja, la solución es prohibir a los instagrammers

La masificación del turismo es tal que algunos lugares han comenzado a regular el acceso de turistas. Venecia es el ejemplo más evidente, pero otros puntos de España como la playa de las Catedrales (Lugo) también han impuesto un aforo para mantener a raya las aglomeraciones estivales. En el punto extremo, los vecinos de la Muralla Roja (Calpe) han terminado por instalar una valla que separa sus casas de los iPhones de los instagramers.

#murallaroja. Si en los años 90 las agencias de viajes eran las encargadas de poner de moda una serie de destinos turísticos, ahora, esta responsabilidad recae en los usuarios de Instagram. Del mismo modo que Kendal Jenner logró aumentar las visitas a Page (Arizona), influencers como Katie One con casi medio millón de seguidores son parcialmente responsables de impulsar la peregrinación a Calpe (Alicante). Las más de 9.200 publicaciones reunidas bajo el hashtag #murallaroja ponen de manifiesto el poder de convocatoria que puede tener una foto.