Cómo fue el accidentado fracaso del Samsung Galaxy Note 7

El Galaxy Note 7 fue el sexto modelo de una generación de equipos que inauguró la era de los smartphones con pantallas grandes en 2011, también conocidos como phablets, una cruza de teléfono y tableta. Para esta ocasión, Samsung salteó una denominación para ponerse a tono con el Galaxy S7 y S7 Edge.

Fue un smartphone que tuvo una muy buena recepción durante su lanzamiento el 2 de agosto en Nueva York, con una configuración que se destacaba por su pantalla de 5,7 pulgadas, los 4 GB de RAM y una batería fija de 3500 mAh, la mayor en su tipo dentro de la serie Galaxy Note.


Sin embargo, su salida al mercado fue accidentada y marcada por serios problemas de seguridad que marcaron su posterior retiro del mercado.