Cómo fue la investigación familiar de María que encaró Federico Cash

Con el objetivo de encontrar a su hija y acelerar los tiempos judiciales, Federico Cash, el padre de María -la joven diseñadora que viajó al norte y fue vista por última vez en julio de 2011- encaró una búsqueda sin precedentes.

Casi como un detective privado, Federico, quien murió ayer tras un accidente fatal en la ruta nacional 152, en la provincia de La Pampa, pasó los últimos tres años de su vida dedicándose de lleno a seguir llamadas, pistas e hipótesis en torno a la desaparición de su hija.


El mismo se encargaba, con la ayuda de su esposa María del Carmen y sus dos hijos Máximo y Santiago, de recibir las llamadas de personas que creyeron haberla visto en algún lugar, aunque nunca se pudo avanzar demasiado. Luego, se los enviaba a Gendarmería, fiel a su convicción de que uno de esos llamados le permitiera dar con el paradero de María.