jueves 15 de noviembre

¿Cómo hubieran sido los octavos del Mundial si no existiera el VAR?

La tecnología del videoarbitraje ha llegado para quedarse. El Mundial de 2018 ha dejado constancia de que aplicar esta innovación tecnológica ha ayudado a pulir algunos errores arbitrales de calado. Sin embargo, no todos los grupos se han visto afectados en terreno ruso. Solo tres de ellos (B, C y F), habrían variado sus posiciones al término de la fase de grupos aunque en ninguno de ellos una selección eliminada hubiera pasado a la siguiente fase. Son los encabezados por las selecciones de España, Francia y Suecia, respectivamente. De no haberse aplicado el VAR, España habría quedado segunda y se mediría ante Uruguay –en el lado más complicado de los octavos de final— en vez de con Rusia. Francia también habría bajado al segundo puesto, enfrentándose con Croacia y evitando a la Argentina de Leo Messi. Suecia tampoco lideraría su grupo, por lo que le tocaría jugar contra Brasil.

El VAR ha evitado que Portugal sumara siete puntos y se convirtiera primera en un grupo repleto de polémica por las ocasiones en las que el árbitro tuvo que echar mano de la nueva tecnología. Los de CR7 hubieran vencido a Irán, ya que el paraguayo Enrique Cáceres no hubiera pitado penalti ante la mano del defensa portugués Cédric dentro del área. Sin videoarbitraje de por medio, La Roja solo habría contado con 4 puntos pasando como segunda ya que habría perdido ante Marruecos por dos goles a uno. El gol del delantero Aspas no hubiera subido al marcador, dándose por válida la decisión del linier que tomó en un primer momento. De esta manera, España se hubiera medido a Uruguay y los portugueses lucharían por llegar a cuartos frente a los rusos.


Dejar un comentario