Cómo la crisis de Estados Unidos con Irán puede beneficiar a Trump en su reelección

«Era un terror sediento de sangre y ya no es un terror, ya está muerto».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece tener todas las intenciones de convertir su confrontación con Irán y el asesinato del general iraní Qasem Soleimani en réditos políticos.


El jueves, en su primer mitin de 2020, Trump se jactó de haber «evitado una guerra», de hacer «justicia estadounidense» y de haber «parado rápido y en frío» al «terrorista más grande del mundo».

Irán respondió al atentado de Soleimani con un ataque a bases estadounidenses que no dejó muertos ni heridos, saldo que Trump también celebró.