martes 28 de junio de 2022
Cursos de periodismo

Cómo la guerra de Putin divide a la diáspora comunista

La invasión rusa de Ucrania amenaza con hacer saltar por los aires los laboriosos intentos de los partidos comunistas por encontrar una nueva identidad y una nueva forma organizativa tres décadas después del fin de la Unión Soviética. Mientras que el Partido de la Refundación Comunista de Italia [Rifondazione Comunista], el Partido Comunista Francés (PCF) y el Partido Comunista de España (PCE) (que forman parte del Partido de la Izquierda Europea) y el Partido Comunista chileno condenaron inmediatamente la invasión rusa sin esperar a que se les inste a ello, pocos días después del estallido de la guerra, 42 partidos comunistas y obreros y 30 organizaciones juveniles aprobaron un documento en el que condenan la invasión rusa como parte de una guerra «imperialista» [allí se señala, por ejemplo, que «La decisión de la Federación Rusa de reconocer inicialmente la ‘independencia’ de las llamadas ‘Repúblicas Populares’ en Donbas y luego proceder a una intervención militar rusa, que se está llevando a cabo con el pretexto de la ‘autodefensa’ de Rusia, la ‘desmilitarización’ y la ‘desfascistización’ de Ucrania, no se hizo para proteger a la población de la región o la paz, sino para promover los intereses de los monopolios rusos en el territorio ucraniano y su feroz competencia con los monopolios occidentales»].

Entre los firmantes había pequeños partidos y otros más importantes. En el caso de Italia, firmaron el Frente Comunista y el Frente de la Juventud Comunista (una escisión del Partido Comunista de Marco Rizzo); entre los partidos más importantes, destaca el PC sudafricano. En cambio, dos partidos importantes como el Partido Comunista de la India y el Partido Progresista del Pueblo Obrero de Chipre (AKEL, por sus siglas en griego) no firmaron.

nuso.org  (nuso.org)