viernes 9 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

Cómo los brasileños se armaron hasta los dientes con Bolsonaro (y por qué eso enciende alarmas para las elecciones)

Carla Izildinha Gomes compró el año pasado su primer arma de fuego: una pistola Imbel .380. Y ya piensa en la siguiente.

«Tengo una pistola, entonces ahora quiero comprar un revólver», dice esta brasileña de 40 años que vive en el interior del estado de São Paulo, a BBC Mundo. «Quiero un .38 con caño corto».

Explica que tener un arma era un «sueño» de defensa personal de su padre, un camionero autónomo ya fallecido, y ella que trabaja en la sección de ventas de una empresa lo concretó por las facilidades que le dio el gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

Desde que asumió el cargo en enero de 2019, el ultraderechista Bolsonaro lanzó decenas de decretos para permitir el acceso de la población a las armas, que han proliferado en el país.

El número de brasileños que al igual que Gomes se han registrado como cazadores, tiradores deportivos y coleccionistas de armas (CACs por sus siglas en portugués) creció casi cinco veces (474%) en cuatro años, hasta llegar a 673.818 en junio, según datos del Ejército obtenidos por ONGs.

bbc.com  (www.bbc.com)