¿Cómo mejorar la salud mental de los niños? Rodeándolos de árboles y espacios verdes

¿Cuál es el secreto de la felicidad? Tan compleja pregunta parece sencilla observando a muchos niños: un parque, una arbolada, la vera de un río. El aire libre y el contacto con la naturaleza. Sabíamos que pasar tiempo en entornos naturales, libres de estrés y vedados a la contaminación tenía consecuencias positivas en nuestra salud. Ahora también que, quizá, prevengan enfermedades mentales futuras.

¿Qué? Es al menos la conclusión a la que llega un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Aarhus, Dinamarca. Valiéndose de la rica base de datos nacional del estado danés, cargada con la información censal de todos sus ciudadanos, el estudio ha hallado una correlación entre menores riesgos de enfermedad mental adulta y residencias repletas de espacios verdes durante la niñez.