18.5 C
Buenos Aires
viernes 15 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Cómo no ganar el Premio Nobel

Los Nobel son como esos programas de TV que todo el mundo critica, pero nadie quiere dejar de ver. Aunque ya existen premios dotados de recompensas que los triplican (por ejemplo, el creado por el físico ruso devenido en multimillonario Yury Mindlin, que otorgó tres millones de dólares a nueve personalidades de la física fundamental, entre las cuales estuvo el argentino Juan Maldacena), después de más de un siglo siguen gozando de un prestigio superlativo y cautivando el interés del público. Llegar a Estocolmo de la mano de la Real Academia de Ciencias de Suecia es ingresar al olimpo de la celebridad, y todo lo que los rodea -el detrás de escena, los entredichos, las controversias- adquiere un cierto aire de leyenda.

Por eso, tan interesantes como el puñado de elegidos que cada año cenan con traje de etiqueta y reciben los aplausos, son los candidatos que se lo perdieron por un guiño del destino. La revista de la Institución Smithsoniana de los Estados Unidos, que dirige 19 museos, nueve centros de investigación y un zoológico, publicó la semana última las historias de algunos de ellos, identificados gracias a una investigación del historiador de la medicina Nils Hansson en los archivos del Instituto Karolinska.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)