lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Cómo operaban los “buitres” del Fútbol para Todos

Más de 5.000 millones de pesos del programa Fútbol para Todos (FPT) investigados por posibles maniobras fraudulentas. Unas 5.000 operaciones de cambios de cheques en extrañas financieras que luego eran depositados a nombre de sucesiones de fallecidos, pymes del conurbano o cerealeras de todo el país. Clubes quebrados que mendigaban dinero ante la AFA y que debían humillarse ante sus mandamases para llegar a estos cheques. Luego debían volver a humillarse en «cuevas» financieras para cobrar ese cheque, con descuentos que llegaban hasta el 70%. Y finalmente, ese 40% era repartido entre varios beneficiarios de la maniobra. En total, se investiga si hasta 2.000 millones fueron desviados y, finalmente, repartidos entre dirigentes, empresarios privados y funcionarios públicos.

Este será el próximo paso en la investigación sobre el destino del dinero de FPT: fiscalizar el destino del dinero de los cheques que desde la AFA se distribuyeron en los clubes de primera división; y que, según la Justicia, algunos de ellos se utilizaron para una maniobra financiera ilegal. La investigación de la jueza María Romilda Servini, iniciada por una presentación de la legisladora porteña Graciela Ocaña, determinó que hay más de 500 operaciones sospechosas en observación, parte de un listado al que accedió en exclusiva este diario.

La maniobra en investigación es simple. Desde el Gobierno llegaba a la AFA el dinero de FPT. En los tiempos de Julio Grondona, la distribución de los millones de pesos era responsabilidad exclusiva de la conducción de la asociación. Los clubes peregrinaban luego hacia los despachos de la AFA para pedir un adelanto en efectivo del dinero que en teoría les correspondería en un futuro para salir de una situación financiera acuciante. En la mayoría de los casos, se trataba de alguna cuestión de iliquidez límite, como pago de los sueldos de los empleados del club con atrasos de más de dos meses y amenazas latentes de deudas, liquidaciones de impuestos reclamadas por la AFIP, ahogos financieros varios o necesidad de efectivo para comprar algún que otro jugador. En todos los casos, se trata de finalidades muy lejanas a las que tenía el FPT como meta primaria: promover el fútbol infantil, sanear las economías de las entidades, promover las selecciones, etc. Aquí se cometió el desvío de los fondos.

ambito.com  (www.ambito.com)