Cómo podés sumarte a la profesión «oculta» que te asegura trabajo de por vida

La carrera Ciencias de la atmósfera tiene pocos estudiantes: 180 en todo el país. Y el año pasado solo se recibieron cinco en la Argentina. Lo bueno de que sean tan pocos es que todos los que se reciban van a conseguir trabajo inmediatamente: de acuerdo a un relevamiento, no hay un solo meteorólogo desempleado.

En ese sentido, el pasado 11 de julio se celebró el día del meteorólogo por el aniversario de la creación del Centro Argentino de Meteorólogos (CAM), del que son parte menos de 1.000 personas, pero solo menos de 500 son graduados de carreras de grado. El resto se reparte entre técnicos y observadores.


“Hay empleo pleno. Si hay meteorólogos sin trabajo, es porque no se dedican a la meteorología”, indicó Álvaro Scardilli, presidente de la CAM, cuando fue consultado por Infobae. “Todos los egresados consiguen trabajo o becas de investigación del CONICET, incluso muchos estudiantes son buscados. Es una profesión trascendental para la actividad económica. Los países más desarrollados invierten miles de millones de dólares para impulsar la disciplina y es una inversión que da rédito. Hay provincias que ni siquiera tienen meteorólogos. Hacen falta cientos.»