Cómo se está reinventando la odiada “policía del aborto” en China

Causaron dolor a millones de personas, pero ahora algunos miembros de la odiada «policía poblacional» -que durante años se dedicaron a imponer la política del hijo único en China- tienen un nuevo empleo.

Uno de ellos es Li Bo, o tío Li, como lo llama la pequeña de dos años Liu Siqi.


La niña, sentada en el regazo de su abuela, se queja de dolor de estómago y Li trata de distraerla con un juguete.

Gradualmente el humor de la niña mejora y Li logra persuadirla para que cante con él.

Li pertenece al ejército de oficiales de planificación familiar de China.