lunes 10 de diciembre

Cómo unos electrodos en el cerebro pueden ayudar a tratar la obesidad y la depresión

Anna había pasado gran parte de su vida deprimida y buscando diversos tratamientos que pudiesen ayudarla.

Tomó antidepresivos, se sometió a psicoterapia e incluso experimentó la terapia electro-convulsiva, que consiste en pasar la electricidad a través del cerebro. Tratamientos como estos surtían efecto por períodos cortos y después, la depresión regresaba.


Otro problema al que tuvo que hacer frente fue la obesidad mórbida. Llegó a pesar 183 kilogramos con una IMC (Índice de Masa Corporal) de 63 en sus peores momentos.

Dejar un comentario