domingo 14 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Con el colapso del derecho al aborto en Estados Unidos, las mujeres negras y latinas sufrirán más

La líder del grupo bíblico de mujeres se me acercó. En voz baja, me dijo: “¿Sabes?, el aborto tenía la intención de ser una forma de genocidio contra las personas de color”.

La implicación era que ella, como mujer latina, y yo, teníamos un deber especial con nuestras etnias: debíamos luchar contra el aborto porque era una manera de combatir el racismo. “¿Sabías que Margaret Sanger quería exterminarnos?”.

Era 2010, yo tenía 22 años y estaba en una sesión de estudio bíblico vespertino para mujeres en la iglesia evangélica a la que asistía en un suburbio de Dallas. Las mujeres estaban planeando una peregrinación a una marcha contra el aborto. Aunque había crecido yendo a la iglesia, ese año me había bautizado de nuevo para volver a dedicarle mi vida a Jesús. Asistía a la iglesia dos veces por semana e incluso llegué a considerar convertirme en una líder juvenil.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)