24.1 C
Buenos Aires
jueves 15 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Conducir y hablar por teléfono es una mala idea, incluso con manos libres. Este gráfico es la mejor prueba

Hablar por teléfono mientras conducimos reduce la atención que prestamos a lo que sucede en la carretera. Como consecuencia, varios estudios han profundizado en la problemática y han descubierto que usamos menos los espejos e ignoramos la información que llega por la visión periférica. Precisamente por todo ello, Reino Unido se está planteando prohibir los manos libres.

Un estudio publicado en la revista científica New England Journal of Medicine afirma que atender conversaciones telefónicas mientras estamos al volante multiplica por cuatro el riesgo de tener un accidente de tráfico. Da igual que la llamada que atendamos sea a través del sistema manos libres, el riesgo viene dado por la distracción que genera mantener una conversación con una persona que no se encuentra dentro del vehículo.

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)