jueves 19 de julio

Conflicto Macri-Moyano afecta a Tapia

“El fútbol es el deporte más lindo y más sano del mundo. De eso que no le quepa la menor duda a nadie. Porque que se equivoque uno no tiene por qué pagarlo el fútbol. Yo me equivoqué y pagué. Pero la pelota… la pelota, no se mancha”. Esas fueron las sentidas palabras que Diego Armando Maradona expresó el 10 de noviembre de 2001 en su despedida definitiva del fútbol. La pelota no se mancha, pero cuando la política se enquista en el fútbol le cuesta rodar con normalidad. Claudio “Chiqui” Tapia es presidente de la AFA gracias a un acuerdo entre Daniel Angelici, titular de Boca y operador judicial del presidente Mauricio Macri, con Hugo Moyano. Es sabido que la relación entre Macri y Hugo Moyano está pasando por su peor momento y como el sindicalista es el suegro de Claudio “Chiqui” Tapia, el presidente de la AFA tiene que hacer equilibrio en la cuerda floja.

Moyano consiguió una paritaria del 25% para los camioneros que el Gobierno no la acepta, a pesar del acuerdo al que el gremio arribó con los empresarios. La única forma del Gobierno de atacar a Moyano es a través de Tapia, utilizando como arma mortal a su aliado, el Grupo Clarín, por intermedio de TyC Sports. El operador es Angelici, quien no viajó a Rusia y recién se cree que estará el sábado para ver el partido con Francia. Esta lucha de poderes hizo eclosión en la selección argentina y en su cuerpo técnico y jugadores, quienes debieron afrontar una serie de versiones de todo tipo, que cargaron aún más la mochila de responsabilidades.


Dejar un comentario