martes 11 de diciembre

Contactos entre un sector del peronismo y el kirchnerismo: quiénes trabajan para lograr la unidad

“Queremos pescar votos en el campo opositor. Tenemos que hacer antimacrismo y no antikirchnerismo”. Mientras dibuja su idea en una hoja blanca, un diputado que se convirtió en obrero de la nueva estructura peronista repasa el rumbo que para él debe seguir el peronismo en el camino que desemboca en las elecciones presidenciales del 2019. Su pensamiento se multiplica en otras oficinas del peronismo federal. Son muchos los dirigentes que piensan como él, que consideran que la mejor decisión es converger en una gran alianza con el kirchnerismo.

Una clara muestra de ese argumento la dieron Felipe Solá, Facundo Moyano, Daniel Arroyo, Jorge Taboada y Fernando Asencio, los cinco diputados que dejaron el Frente Renovador para conformar un interbloque con Victoria Donda y los legisladores del Movimiento Evita, quienes enarbolan la bandera de una unidad amplia y sin exclusiones. Ese nuevo espacio mantendrá un vinculo fluido con los movimientos sociales, quienes tendrán en el líder de la CTEP, Juan Grabois, una expresión política. El dirigente social presentará su frente en los próximos días.


La decisión de negociar la unidad del campo opositor con el fin de ampliar la base de votos se mantiene viva en el peronismo y el kirchnerismo. Están quienes consideran que Cristina Kirchner y su esquema son parte del pasado y no debe haber ningún tipo de relación que los una. Otros sostienen que se debería organizar una gran PASO, competir y que gane el mejor. Y si en esa competencia quiere estar la ex presidenta, que esté. Y hay un sector que aspira a que Cristina dé un paso al costado y el kirchnerismo se sume a un armado opositor sin su liderazgo.

Dejar un comentario