Córdoba y los peligros que encierra para el plan de Macri

Desde el fusilamiento del líder de la Contrarrevolución de Mayo, Santiago de Liniers, Córdoba ha tenido un papel decisivo en la historia nacional. ¿Volverá a tenerlo a partir del domingo próximo? Ese día elegirá al nuevo gobernador. El resultado es previsible. Juan Schiaretti hará una gran elección y permanecerá en el poder otros cuatro años. Las consecuencias de ese desenlace son menos claras.

Las que se proyectan sobre el peronismo y, sobre todo, las que afectarán a Cambiemos . Mauricio Macri leerá ese episodio a la luz de su principal preocupación: cómo estabilizar su candidatura a la reelección. Todas sus iniciativas de los últimos días persiguen ese objetivo. Debe disuadir a sus propios seguidores de que existe una estrategia más eficaz que su propia continuidad para impedir la restauración del kirchnerismo. Ese plan se sigue debatiendo en el oficialismo. Quien lo formuló de manera más completa fue el presidente del radicalismo, Alfredo Cornejo. Pero, a diferencia de la reelección del Presidente, carece de un factor indispensable: la voluntad de poder de un líder que lo ponga en práctica.