lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Creadores de contenido en apuros: entre el burnout y expectativas inalcanzables

Generar ingresos a través del contenido que generamos en redes sociales e internet es una realidad que quizá para nuestros padres y abuelos es difícil de comprender. «¿Pero a qué te dedicas realmente?» es una pregunta aún frecuente para los creadores de contenido que forman parte de la llamada passion economy. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro a la hora monetizar contenidos y comunidades en redes y plataformas online.

«Desde sus orígenes internet estuvo siempre lleno de promesas. A finales de la década del 90 nos prometió conectarnos sin intermediarios y sin demoras; a comienzos del nuevo siglo nos dijo que cualquiera podía ser un medio de comunicación y en los últimos años nos aseguró que todos podíamos monetizar nuestra presencia en las redes», dice Tomás Balmaceda, filósofo y periodista especializado en cultura pop, quien además produce diversos podcasts y estudia la cultura de los creadores desde su espacio de investigación, Cultura de la Influencia.

Sin embargo, ganar dinero en redes y plataformas como como Instagram, TikTok, Patreon, Buy me a Coffee o Cafecito, Mailchimp, Substack, Only fans, Twitch, Clubhouse y otras más «implica una serie de desafíos muy concretos, ya que es un terreno que vive cambiando sus reglas, cuyos algoritmos para aumentar la visualización son totalmente opacos y en las que se toman decisiones que pueden determinar la clausura sin motivos concretos de una cuenta o la reducción drástica de su exposición», agrega Balmaceda.

malvestida.com  (malvestida.com)