Crean una alternativa a los molestos hisopados para diagnosticar el coronavirus

    Si escucha por ahí que con sólo unas gotas de saliva y en menos de 30 minutos se podrá saber si uno se contagió o no de coronavirus, créalo.

    Se trata de un proyecto europeo que diseñó un sistema de diagnóstico de Covid-19 que se apiada de todos nosotros ante lo molestos e invasivos que resultan los hisopados y, conociendo la naturaleza humana, evita la ansiedad que nos provoca tener que esperar el resultado.

    Basado en un biosensor, esta nanotecnología permite detectar la presencia o no del virus en menos de media hora y ofrece, además, la posibilidad de cuantificarlo, es decir, de detectar cuál es la carga viral en el paciente.