Crece la confusión a una semana de los Precios Transparentes

A poco más de una semana de que entrara en vigencia el programa «Precios Transparentes» las dudas y el desconcierto parecen reinar entre los compradores lo que se traduce ya en una retracción en el consumo. Si bien las principales cadenas de electrodomésticos redujeron sus precios en contado y mantuvieron los mismos valores que en enero a la hora de ofrecer financiación, los supermercados sorprenden con incrementos que alcanzan hasta 20% en contado y más del 50% en plan de cuotas.

Las nuevas normas incluyen la obligatoriedad para los comerciantes de separar el precio al contado de la opción en cuotas para lograr mayor transparencia. El objetivo del Gobierno es evitar que los intereses de financiamiento se trasladen a quienes pagan al contado y que también sean transparentes todos los costos involucrados en los pagos financiados con el fin de defender los derechos de los consumidores a acceder a la información. Lo cierto es que cada comercio lo implementa a su manera generando dudas entre los consumidores.


Por ejemplo, en el rubro textil cada local utilizó su propia estrategia de marketing a la hora de implementar la medida. En la marca Akiabara a los precios publicados se le debe descontar un 10% para aquellos que decidan abonarlo al contado, en una sola cuota con tarjeta de crédito o a través de débito. Mientras que si el comprador decide financiarlo, al valor publicado se suman intereses según el plan de pago. De esta forma el consumidor se entera cuánto pagará sólo en la caja.