14.5 C
Buenos Aires
miércoles 28 de octubre de 2020
Periodismo . com

Crecen las opciones «fast good», para comer rápido pero saludable

Comer o no comer, ésa parece ser la cuestión para quienes, a pesar de sentirse atraídos por los combos que ofrecen los locales de comida rápida, prefieren evitarla. Pero cada vez más crecen las alternativas que priorizan el balance entre saludable y atractivo. Incluso para aquellos carnívoros a ultranza que se sorprenden con lo “normales” que lucen pizzas, hamburguesas y hasta choripanes vegetarianos o veganos.

Quienes producen y consumen esta alimentación no industrializada, que prioriza los ingredientes naturales, no usa aditivos, conservantes ni refinados, pero elabora platos que perfectamente podrían confundirse con la comida rápida tradicional, lo bautizaron fast good: rápido, sí; pero también bueno para la salud. Además, extienden esa filosofía a la manera en la que preparan y ofrecen esos productos: hacen un uso consciente de la energía en los locales, reciclan y, por supuesto, usan alimentos de estación, aunque sus menúes ofrezcan opciones para carnívoros. “Decimos que nuestra hamburguesería es green porque, además de reciclar los materiales de nuestros envases, ahorrar agua y energía, y no modificar las estructuras originales de los locales, hacemos salsas propias y usamos vegetales frescos y carne magra con cortes seleccionados de novillo, porque el animal tiene un trato más ‘limpio’”, explica Hugo López, socio de Dean & Denny’s. También donan parte de lo recaudado a entidades de ayuda animal y humanitaria.

perfil.com  (www.perfil.com)