Creció la pobreza y trepó hasta el 35%: ¿por qué?

Hace algunas horas el INDEC dio a conocer los cuadros de la distribución del ingreso referidos al primer trimestre de 2019. Estos cuadros son muy importantes no sólo para saber cómo evolucionó la brecha entre los más pudientes y los más humildes en Argentina, sino también para estimar qué pasó con la pobreza y la indigencia. Spoiler alert: previsiblemente, todo se deterioró (y mucho) en el último año.

Pero veamos más en detalle. Tal como se ve en el Gráfico 1, entre los primeros trimestres de 2018 y 2019, los ingresos perdieron por goleada frente a la inflación. La canasta básica total (que se usa como referencia para medir la línea de pobreza, y que es una suerte de «inflación de la clase media baja») trepó 58%. Este valor supera al de la inflación general, debido a que los alimentos -que pesan más en este estrato que en el resto de la población- subieron más que el resto de las cosas, producto de la devaluación. De hecho, como también se ve en el gráfico, la canasta básica alimentaria (que se toma como referencia para medir la indigencia), subió casi 60% en el mismo período.