Crisis en Venezuela: en qué situación queda Nicolás Maduro tras el último intento de levantamiento de la oposición

Cuando el pasado 8 de febrero la luz se apagó por segunda vez en plena rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, los guardaespaldas rodearon inmediatamente a Nicolás Maduro.

Solo protegido por sus escoltas, erguido en la oscuridad, y sorbiendo contrariado una taza de café que le alcanzó un edecán mientras su equipo corría nervioso para resolver tan inoportuno apagón, la del presidente venezolano era la imagen de un líder cercado.


Desde que llegara al poder en 2013 se ha enfrentado a sucesivas oleadas de protestas masivas, crecientes amenazas y sanciones de Estados Unidos, la explosión de unos drones mientras asistía a un desfile y, la pasada semana, al último intento de insurrección de la oposición para derrocarlo.

Pero resiste.