28 C
Buenos Aires
martes 26 de enero de 2021
Cursos de periodismo

Cristina, el tuit fijado de la política argentina

La Navidad y el Año Nuevo del 2020 –tal vez, las fiestas más esperadas y temidas del siglo XXI en la Argentina, ese que se abrió el 21 de diciembre de 2001- concluyeron con un balance relativamente favorable para el gobierno, medido en sus propios términos. La aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, claro, sobre el telón de fondo de un dato para nada evidente en el inicio de la explosión pandémica: “No explotó” diciembre.

El fantasma del estallido social estival se transformó hace rato en el país en un indicador duro de la gravedad de la crisis, una suerte de test anual de su “gobernanza”. Este ejercicio resulta muy útil sobre todo para las Casas Rosadas, no importa su orientación: situar la crisis en una fecha pero también en una geografía determinada (básicamente, el Conurbano en su conjunto y los barrios populares a lo largo del país) le permite al poder político crearle un contorno y un cuerpo nítidos a esa elusiva hidra de mil cabezas que es la crisis secular argentina. Concentrar esfuerzos y recursos escasos en algunas semanas del año y fabricarse un triunfo de vara baja, visible por todos en lo que no sucedió.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)