Cristina prescindió de los dirigentes intermedios. La pregunta es: ¿quiénes harán la campaña?

El acto de Arsenal tuvo la eficacia política que le faltó al kirchnerismo en su etapa final de gobierno. Cristina no le habló a los convencidos: buscó desbordar y llegar al tercio bonaerense que no está definido ni por ella ni por Cambiemos. Bajó la épica para ampliar su base electoral. Ahora, se abren preguntas: ¿Se trata de una estrategia sustentable o solo para un acto?¿Quiénes hablarán durante la campaña y qué dirán? ¿Los dirigentes de la Unidad Ciudadana están consustanciados con ese giro de Cristina? ¿Cómo se arman las listas?