Críticas por «racismo» a la nueva ley de Israel que lo define como «Estado-nación judío»

Los once puntos de Estado-Nación se han convertido en la decimotercera Ley Básica israelí y una de las más controvertidas en 70 años de un país sin Constitución. Aunque tiene un carácter básicamente declarativo y simbólico, los ciudadanos árabes se sienten discriminados ya que la ley define al hebreo como el idioma oficial rebajando el árabe a un estatus especial y consagra a Israel como «el hogar nacional del pueblo judío».