17.5 C
Buenos Aires
viernes 30 de octubre de 2020
Periodismo . com

Crónica de una revolución anunciada: el ocaso del porno en papel y su lucha contra el porno on-line

Hay una convención, de origen apócrifo, que la industria del porno se repite una y otra vez a sí misma, un poco por autoconvencerse, un poco para dotarse de un valor claro y cuantificable, ya que jamás será capaz, por definición, de darse un baño de respetabilidad. Y esa convención es «la industria del porno siempre va por delante en lo tecnológico». Una afirmación muy peligrosa: se trata de una serpiente de dos cabezas.

Por una parte implica que en cualquier nueva tecnología, lo primero que aparece es el porno. Aún cuando la posesión de pornografía era un delito, ahí estaba el reflejo explícito de las bajas pasiones explorando nuevas vías expresivas, a menudo por canales amateur. Cine mudo: existía porno para proyecciones privadas. Polaroid: un chollo, imágenes reveladas de forma inmediata, con la consiguiente rapidez, discreción y comodidad.

xataka.com  (www.xataka.com)