Cuál es el precio de un litro de leche materna y por qué Noruega lo cuenta en su PBI

Amamantar, para muchas madres, es una experiencia invaluable. Y la leche materna es algo que no tiene precio.

No obstante, economistas de la talla de los premios Nobel Amartya Sen y Joseph Stiglitz recomiendan que el mundo entero siga el ejemplo de Noruega e incluyan el valor de amamantar en el Producto Interno Bruto (PIB).


¿Por qué tratar algo tan íntimo y tan humano como un producto en el mercado?

Porque, como señalan ellos y varios otros economistas, por no contar la leche y la lactancia materna en el PIB, las políticas públicas están distorsionadas.

Es más, dicen, esa invisibilidad no permite ver algo que es muy claro: apoyar a las mujeres para que amamanten a sus hijos es altamente rentable.