Cuáles son los termómetros para saber si el plan Guzmán funciona

El Gobierno trajinó su primera semana en el poder con un mix de medidas fiscales y cambiarias a primera vista difíciles de desentrañar, ya que establecen tanto subas de impuestos (incluso para la compra de divisas) y retenciones a las exportaciones como incrementos del gasto en jubilaciones y Asignación Universal por Hijo (AUH). Así, el ajuste fiscal iniciado por Mauricio Macri no parece revertirse sino reorientar sus cargas en un sentido solidario, un barajar y dar de nuevo que lleva a preguntarse si el ensayo permitirá por fin ordenar una situación económica desmadrada desde hace casi dos años. ¿Cuáles son entonces los indicadores que hay que seguir, con una mirada casi cotidiana, para saber si las cosas van bien o si los peligros simplemente esperan en barra a la vuelta de la esquina?