Cuánto cuesta producir ficción en la Argentina

«La televisión es la nueva televisión”, reza, en su edición original, la tapa del último libro de Michael Wolff, periodista y escritor estadounidense –biógrafo de Rupert Murdoch–, en el que plantea el triunfo inesperado de los medios tradicionales en la Era Digital. Martín Kweller levanta el libro y lo señala, así como quien predica un evangelio. “Acá está, acá lo dicen, no lo digo yo”, exclama, 17 años después de pitchear junto a su socio de entonces, Marcelo Kohen, ante Endemol, por los derechos de realizar el formato “Gran hermano” en la Argentina. Logró ser no sólo la cara de Endemol en el país, sino, también, ser accionista minoritario. Hasta este año.

Frente a su escritorio se despliegan, hacia el techo, dos filas de cuatro televisores. Hay tanto señales de aire como de cable. Durante la entrevista, los ojos de Kweller nunca se alejarán mucho de las pantallas. Tal vez, porque uno de los canales sintoniza KZO Entertainment, la nueva señal de su productora. Sí, en la era en la que la conversación ligada al consumo audiovisual se remata con un “¿Está en Netflix?”, Kweller lanzó un canal de cable.