Cupos para importación, crédito barato y «compre nacional»: el plan de Alberto para la industria

No todo ocurre en el mundo de las finanzas: en un contexto de derrumbe de la denominada economía real, que tendrá posiblemente en los próximos meses los peores registros de la administración Macri, lo que suceda en el futuro cercano definirá si la Argentina va hacia un nuevo salto en el nivel de desempleo y pobreza.

Alberto Fernández tiene el diagnóstico de que la sociedad sufre una fatiga severa después de un año y medio continuado desde que estalló la crisis cambiaria, confía uno de los economistas cercanos al candidato.


Y, en respuesta a ello, consdiera que si le toca finalmente ganar las elecciones y asumir el próximo 10 de diciembre, seguramente habrá medidas que vayan más allá de la lógica urgencia por volver a ganar la confianza de los mercados y de los argentinos que corren a comprar dólares cada vez que les sobra un peso.

El cierre de varias plantas industriales por culpa de la profundización de la crisis, refieren las fuentes consultadas, incrementó la preocupación de Fernández.