lunes 17 de diciembre

Dando a luz un fraude periodístico: Morgan Freeman y CNN

El 24 de mayo la página de la matriz estadounidense de CNN difundió una investigación de la reportera de la división de espectáculos Chloe Melas y la subdirectora de Media y Entretenimiento de la misma, An Phung, con el título “Mujeres acusan a Morgan Freeman de comportamiento indebido y acoso”. Ambas aparecieron en los diferentes programas que componen la programación de CNN diciendo lo mismo, una y otra vez. En la página original en inglés del reportaje el texto es acompañado como multimedia por la entrevista que Don Lemon hace a ambas, mientras que en CNN en español un titubeante Guillermo Arduino lee el “cable urgente” con la noticia.

La investigación afirmaba que 16 personas, tanto hombres y mujeres, habían hablado con CNN dando testimonios que revelaban “un patrón de conducta” de acoso, de comportamiento indebido (este último término usado de forma vaga asociado a “comentarios acerca del cuerpo de las mujeres” que lo mismo podían ser verdaderas agresiones que un halago por parte de Morgan Freeman al vestido, al cabello de ellas, tal como recientemente lo comentaba la actriz Suzanne Somers). Con 8 de esas personas afirmando haber sido “víctimas” de éste, quien siendo un hombre heterosexual era implícito esas 8 “víctimas” eran mujeres aunque la redacción no lo afirmara claramente. Freeman era presentado entonces como uno más que engrosaba la lista de hombres que el #MeToo por parte de la prensa descubría y hacia caer.


Como primera reacción a la nota de CNN, que tuvo repercusiones reales para Freeman como la cancelación de su trabajo anunciando a Visa, éste hizo pública una disculpa en la que afirmaba que “Cualquiera que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente ofendería o haría sentir incómodo”. Poco después emitió una segunda disculpa afirmando “no es correcto equiparar horribles incidentes de agresión sexual con cumplidos o humor fuera de lugar”. CNN y otros utilizarían estas disculpas como una admisión de culpa por parte del actor de 80 años pero lo cierto es que éste jamás aceptó haber acosado a mujer alguna como se le acusaba.

Dejar un comentario