miércoles 18 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

De la ropa militar de Zelenski a la sudadera de Macron: cómo la política lanza mensajes con la vestimenta

Las fotos estaban pensadas para su inmediata conversión en meme y así ocurrió. El pasado domingo, Soazig de la Moissonière, la fotógrafa oficial del Elíseo encargada de seguir todos los pasos de Emmanuel Macron, colgó en su cuenta de Instagram varias imágenes del presidente francés trabajando en festivo. Como tantos teletrabajadores –Macron estaba ese día operando desde el Salón Dorado del palacio del Elíseo–, el líder optó por un atuendo medio déshabillé. Barba de un día, vaqueros y una sudadera negra con capucha, pero no cualquiera. Inspirándose quizá en las imágenes de los presidentes estadounidenses con la cazadora de vuelo del Ejército, la prenda de piel a la que tienen derecho como comandantes en jefe y con la que ninguno desde Eishenhower a Biden se ha resistido a posar, Macron se colocó la sudadera oficial de los paracaidistas franceses.

En las fotos se le ve arremangado, concentrado y activo, poniendo los brazos en jarras, llevando sus propios papeles. No hay que ser doctorado en semiótica para apreciar el contraste entre los frescos y las molduras de pan de oro del Elíseo y la humilde sudadera de algodón, uniforme del dominguero universal, y entender que uno de los muchos mensajes que se quieren transmitir ahí es que el presidente tiene demasiado lío haciendo tensas llamadas a Vladímir Putin como para irse a afeitar y ponerse una camisa blanca planchada.

elpais.com  (elpais.com)