De los Medici tras la Peste Negra a Amazon con el coronavirus: cómo las pandemias impulsan a las megacorporaciones

    En junio de 1348, los ciudadanos de Inglaterra comenzaron a tener síntomas misteriosos. Al principio eran leves y difusos: dolor de cabeza, malestar general y náuseas.

    A esto le siguieron la aparición de dolorosos bultos negros, o bubones, que crecían en las axilas y la ingle, lo que le dio nombre a la enfermedad: peste bubónica.

    La última etapa de la infección era una fiebre alta y luego la muerte.

    Originada en Asia Central, los soldados y las caravanas habían llevado la bacteria que la provocaba, Yersina pestis, y que portaban las pulgas que vivían en ratas, a los puertos del Mar Negro.

    El comercio de mercancías por el Mediterráneo provocó la rápida transmisión de la peste, por medio de los buques mercantes que llegaron primero a Italia y luego a toda Europa.

    La Peste Negra mató entre un tercio y la mitad de la población de Europa y Medio Oriente.