23 C
Buenos Aires
jueves 15 de abril de 2021
Cursos de periodismo

De prisiones preventivas, ineficacia judicial y riesgos

A propósito del caso «Milagro Sala», en marzo de 2016 advertimos en el blog «Voces Excluidas» acerca de la prudencia con que nuestro sistema judicial debía administrar la prisión preventiva. De algún modo, nuestros reparos los puso de manifiesto en ese mismo caso la Corte Interamericana de Derechos Humanos y luego nuestra Corte Suprema. También dijimos, de acuerdo con Francois Ost, que en contextos tan complejos como el argentino, los jueces debían incluir la tarea de facilitar el flujo de energía social para ser fuente de afirmación de libertades ciudadanas imitando a Hermes, que en la mitología griega representaba a la comunicación, ya que parte de la tarea judicial es fortalecer la institucionalidad democrática.

Nuevamente la prisión preventiva ocupa un lugar estelar en la agenda pública, porque se aplica a ex funcionarios públicos del gobierno kirchnerista. El eje central que usan los jueces, tiene que ver con que tendrían capacidad para entorpecer las investigaciones en curso. Quienes los critican, dicen que esas personas tenían más poder cuando ocupaban roles de gobierno y que esa misma justicia no los investigaba con la misma intensidad. En el libro «La Cara Injusta de la Justicia» trabajamos la relación entre el sistema judicial y el poder de turno. Ahora queremos enfatizar el problema de la prisión preventiva.

Nuestras cárceles están superpobladas de personas privadas de su libertad sin condena. Los tribunales han naturalizado esta práctica y en los hechos han convertido en regla lo que debería ser una excepción. Que esta anomalía se haya extendido a ex funcionarios públicos, pone en el tapete un viejo problema que debe ser objeto de discusión. De acuerdo a la Constitución, la justicia debe absolver o condenar en un tiempo razonable a los imputados. Mientras se sustancia el juicio, las personas permanecen en libertad. Vale aclarar que hemos dejado de lado en este artículo a los casos de lesa humanidad porque requieren un estudio concreto.

infobae.com  (www.infobae.com)