De Tío Nacho a Macucas: los que ganan con la recesión

El estancamiento del consumo también tiene sus marcas ganadoras. Como sucede siempre en tiempos de crisis, las empresas que reaccionan más rápido a los cambios en los hábitos de los consumidores logran fuertes crecimientos en sus ventas y adquieren una relevancia y participación de mercado que difícilmente alcanzarían en un contexto de mayor crecimiento de la economía.

De acuerdo con el estudio Brand Footprint, que realiza desde hace cinco años la consultora internacional Kantar Worldpanel y que mide la frecuencia de compra de los consumidores argentinos, La Serenísima y Coca-Cola continúan siendo las marcas más elegidas por los argentinos, aunque el dato más novedoso es el crecimiento que registraron propuestas no tradicionales y que ofrecen una ecuación de precio/calidad más acorde con el nuevo escenario del consumo.


La lista de ganadoras incluye nombres que en muchos casos no son los más conocidos por los hogares de clase media alta como los productos para el cuidado personal Tío Nacho, el arroz Dos Hermanos o las galletitas Macucas. Aunque también hay segundas marcas de compañías multinacionales, como Schweppes (que pertenece a Coca-Cola) o Old Spice (Procter & Gamble).