13.9 C
Buenos Aires
sábado 8 de mayo de 2021
Cursos de periodismo

De tribuna de doctrina a alimento para trolls

Puede que, en algún lugar, Bartolomé Mitre se sienta orgulloso por los epígonos que ahora gritan desde su tribuna de doctrina o puede que se esté revolcando en su tumba. Ciento cincuenta y un años después, La Nación ingresó a fines de febrero pasado en un nueva etapa de resultados impredecibles. El debut de la nueva programación de la señal televisiva reunió a exponentes destacados de la gran familia de derecha -con perdón de la palabra- que andaba desperdigada. Las mediciones de los primeros meses indican que el canal logró promediar entre dos y tres puntos en algunos programas del prime time y escaló en el rating general hasta disputar la tercera posición con América 24, detrás de TN y C5N.

A cinco años de su lanzamiento, LN+ cambió de piel y entró de llenó a lucrar con la polarización gracias a la fuerza de una milicia antikirchnerista que consumen con fruición el macrismo hard y su más allá libertario. Con la guía de Juan Cruz Ávila como gerente de programación y los fondos millonarios de algún enigmático empresario de esos a los que les interesa el país, los grandes animadores del show de la república transformaron en tiempo récord una pantalla fría en un horno eléctrico donde, cada noche, cocinan al cristinismo y sus aliados.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)