martes 17 de julio

Debía ser un estudio imparcial sobre el consumo de alcohol; querían titularlo “¡Salud!”

El director de la principal agencia de investigación sobre la salud detuvo sin dudarlo un estudio sobre los efectos del alcohol en la salud el 15 de junio, debido a que, afirma, un científico de Harvard y algunos de los miembros del personal de su agencia habían cruzado “tantos límites” para obtener financiamiento de la industria del alcohol que “la gente estaba francamente impactada”.

Una investigación interna de 165 páginas preparada para Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH), concluyó que Kenneth J. Mukamal, investigador principal de la prueba, estuvo en contacto cercano y frecuente con ejecutivos de empresas de licor y cerveza mientras planeaba el estudio.


En el documento se encuentran plasmados ejemplos perturbadores de la cercanía entre los científicos y sus mecenas de la industria. Mukamal estuvo dispuesto a disipar sus preocupaciones, responder a sus preguntas y sugerencias y asegurar el compromiso de la industria con el proyecto.

Dejar un comentario