Deja de preguntarles a los niños qué quieren ser cuando sean grandes

«¿Qué quieres ser cuando seas grande?» Cuando era niño, temía la pregunta. Nunca tuve una buena respuesta. Los adultos siempre parecían terriblemente decepcionados porque no soñaba con convertirme en algo grandioso o heroico, como un cineasta o un astronauta.

En la universidad, finalmente me di cuenta de que no quería ser una cosa. Quería hacer muchas cosas. Entonces encontré una solución: me convertí en psicólogo organizacional. Mi trabajo es arreglar los trabajos de otras personas. Tengo la oportunidad de experimentarlos de manera indirecta: he llegado a explorar cómo los cineastas abren nuevos caminos y cómo los astronautas generan confianza. Y me he convencido de que preguntarles a los jóvenes qué quieren ser les perjudica.