12.1 C
Buenos Aires
lunes 2 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

Dejemos de romantizar la cocina durante la pandemia

Parece que cocinar mucho, todos los días y a toda hora, es la norma de estos días de pandemia. Quizá porque cocinar nos libera, creativa y emocionalmente, y nos pone a pensar en algo que no es el coronavirus, las pérdidas económicas, los muertos o los servicios de salud colapsados. Cocinar nos salva temporalmente del mundo. Nos sostiene.

Por eso ha crecido en redes la tendencia de mostrar los platos que cocinamos, el pan que horneamos o el café que preparamos. Tomamos a la cocina como remedio para cualquier mal; para este mal. Hemos romantizado que cocinar mucho y (casi) perfecto nos va a amparar ante la incertidumbre que atravesamos.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)