24.6 C
Buenos Aires
miércoles 20 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Del Bergoglio conservador al Francisco aperturista

Jorge Mario Bergoglio no ha regresado a Argentina desde que fuese elegido papa en 2013, pero no ha hecho falta. Casi todas las personalidades argentinas han viajado al Vaticano para saludarlo y hacerse la foto. Y muchos de quienes lo han visitado aseguran que existen enormes diferencias entre el Bergoglio que fue y el Francisco que es, que su mensaje actual es mucho más aperturista. Otros, tal vez los que más de cerca lo conocen, sostienen, sin embargo, que, al margen de un carácter que sin duda ahora es más cordial, sus convicciones siguen siendo las mismas. Cuando algunos de sus viejos conocidos le preguntan por este cambio, les responde con una sonrisa pícara: “Es que es mucho mejor ser Papa que arzobispo de Buenos Aires”.

La idea más extendida entre los que lo visitan en la Santa Sede es que Bergoglio se ha liberado, que antes tenía que hacer pactos internos dentro de la Iglesia argentina y que ahora, lógicamente, tiene mucho más poder y libertad. También hay quienes creen que, en realidad, siempre fue un conservador, un peronista de derechas, pero que se ha dado cuenta, gracias a un pragmatismo y una visión política que nunca le faltaron, de que lo que ahora conviene a la Iglesia es un cambio de talante, más comprensión en cuestiones como el aborto, el divorcio o la homosexualidad en las que antes se mostraba extremadamente duro. Lo único seguro es que ha conquistado incluso a sus detractores más feroces.

internacional.elpais.com  (internacional.elpais.com)