«Demasiadas personas para su economía»: las posibles soluciones al incierto y frágil futuro de Puerto Rico

«Fue como si hubieran lanzado una bomba», dijo Carlos Rivera-Vélez.

El presidente de la Asociación de industrias de tecnología médica de Puerto Rico recuerda así aquel 20 de septiembre de 2017, cuando la isla caribeña fue azotada por el huracán María.


Cerca de 2.975 personas murieron entonces en ese territorio no incorporado estadounidense de apenas poco más de 177 kilómetros de largo por 56 de ancho.

«No fui capaz de acceder al sitio de mi compañía durante tres días. Las torres de comunicación estaban torcidas, los techos rotos. Había muchos escombros en las calles», dice Rivera-Vélez.

Del mismo modo que la tragedia humana, también se dañó la ya de por sí frágil economía de Puerto Rico.