26.6 C
Buenos Aires
sábado 23 de enero de 2021
Cursos de periodismo

Deslocalizados. Trabajo remoto y una nueva vida lejos de las grandes urbes

Através de la ventana, Miguel ve un campo verde extenso. No se distingue dónde termina, hay pocos árboles y algunos caballos. El cielo limpio y dos nubes que parecen colgadas completan el paisaje con el que se levanta hace cinco meses en la ciudad de Azul, a la que se mudó luego de dejar su departamento en la ciudad de Buenos Aires para combatir el encierro del aislamiento. El tiempo que pasaba en aeropuertos ahora es exclusivo para el kung fu y el tiro al blanco, prácticas que comparte con Alina, su novia. Miguel Morkin (34) es el CEO y cofundador de la startup argentina Sirena, que en julio último fue adquirida por el grupo brasileño de tecnología Zenvia. Apenas se reactivaron los vuelos en el país, Miguel dejó Azul y se puso en plan nómade: voló a la Patagonia argentina, y desde ahí maneja un equipo global con personas en Europa y varios países de América Latina mientras viaja por todo el sur. «Mi vida cambió radicalmente. A pesar de que ya trabajábamos de manera remota, ciertos inversores o clientes preferían la reunión presencial. Entonces, viví cuatro años en San Pablo, Ciudad de México y San Francisco, y viajando constantemente. Hoy, nuestro equipo puede ejercer su rol desde cualquier país, siempre que su ubicación lo permita técnicamente, y no tenemos reestricción para que la gente pueda viajar. Es un antes y un después, la pandemia aceleró cinco años una tendencia que estaba asomando», comparte Miguel.

lanacion.com.ar  (www.lanacion.com.ar)