«Después del examen sentí que todos me juzgaban»: la vergonzosa «prueba de virginidad» para mujeres en Afganistán

«Mi vida ha cambiado por completo. Antes tenía una buena vida, pero ahora todo es diferente».

Neda, una tímida joven de 18 años, recuerda el día que unos doctores la forzaron a realizarse una degradante «prueba de virginidad».


Una noche de 2015, salía del ensayo de una obra de teatro en la provincia de Bamiyan, en el centro de Afganistán.

Caminar hasta su casa le hubiera llevado casi dos horas. Así que, junto con otra joven, aceptó subirse a un auto con dos amigos.