Detrás del poder de Trump está la ideología de Bannon

El presidente Donald Trump se ha convertido en un problema para quienes conciben la política en términos de ideologías sistemáticas. Trump se muestra reacio o es incapaz de establecer su agenda de esa manera. Así que ha sido inevitable que sus oponentes invoquen a su principal estratega, Stephen Bannon, quien sí tiene el don de pensar sistemáticamente. No solo lo necesitan para que sea el blanco de su odio, sino también como heurística. Puede que jamás haya un “trumpismo” y, a menos que surja uno, el punto más cercano al que podríamos llegar para entender esta administración sería acuñar una expresión como “bannonismo”.

Bannon, de 63 años, se ha ganado la reputación de mostrar su corrosiva genialidad en casi todos los cargos de su carrera poco ortodoxa: como oficial naval, especialista de fusiones en Goldman Sachs, financista de la industria del entretenimiento, director y guionista de documentales, empresario de ciberpropaganda en Breitbart News y director ejecutivo de la campaña presidencial de Trump. Uno de sus compañeros en la Escuela de Negocios de Harvard le dijo a The Boston Globe que Bannon era “una de las tres personas más intelectuales de nuestra generación… quizá el más inteligente”.