Día del Padre: la apuesta para reactivar el consumo

El consumo viene en caída. Durante abril las ventas minoristas tuvieron una baja del 3,8% interanual y acumularon en promedio una retracción del 3,7% en los primeros cuatro meses del año. Y ante un escenario adverso la expectativa parece estar puesta en las fechas especiales como por ejemplo el próximo domingo, el Día del Padre. «Hoy estamos en una meseta y confiamos en que la tendencia irá hacia arriba», sostuvo positivo Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

«Nosotros tenemos un optimismo moderado comparado con el año pasado. A pesar de la caída en torno al 4% interanual, hay señales interesantes, si comparamos abril vs. marzo hay un aumento en el último mes del 1,7% de las ventas, si esa tendencia se mantiene somos optimistas de que el escenario es posible que cambie y comience a mejorar», explicó Grinman.


Y es por eso que el Día del Padre es una fecha clave para el sector que busca repuntar. «No sólo esta celebración es significativa porque se suelen hacer regalos sino porque llega en una época del año en donde ya un 50% de la masa trabajadora acordó paritarias. Además, el comprador tiene en cuenta el medio aguinaldo que cobrará en un mes y decide financiar la compra a través de cuotas», indicó Grinman. Para el sector junio será un mes bisagra en donde comenzarán a sentirse los cambios y a experimentar una leve recuperación.